10 Plaza del Mercado, Caguas, PR 00725 | Tel: 787.744.6635 | Fax: 787.745.2890

HISTORIA DE LOS OSCARES

La mayoría de las estrellas y el público amante del cine esperan, año a año, la llegada de esta tradicional ceremonia. Pero, ¿cómo se le ocurrió a la Academia entregar una estatuilla a lo mejor de la pantalla grande?

Las características del premio.

La famosa Academia de Artes y Letras de los Estados Unidos nació en 1927. Poco tiempo después de su creación, y para establecer sus objetivos, los miembros organizaron una fiesta en el lujoso Cristal Ballroom del Hotel Baltimore, en el centro de Los Ángeles.

Fue allí que se les ocurrió entregar un premio a lo más destacado del arte cinematográfico, como una manera de fomentar la creatividad y el compromiso de los realizadores.

Pero, ¿cómo sería el premio? El diseño recayó en manos de Cedric Gibbons, director de arte de la Metro Goldwin Mayer por ese entonces, quien eligió al escultor de Los Angeles George Stanley para que llevara adelante su idea: la reproducción del actor y director mexicano Emilio "Indio" Fernández a escala.

La primera entrega se realizó el 16 de mayo de 1929 en la Sala Blossom del Hotel Hollywood Roosevelt. Asistieron 270 invitados, quienes debieron pagar una entrada de 5 dólares. Las quince sucesivas ceremonias se alternaron entre los hoteles Ambassador y Biltmore.

Las características de la estatuilla El Oscar mide 13 pulgadas y media (es decir, 33,75 centímetros), y pesa 8 libras y media (3,9 kilogramos). Este es el modelo que se entrega a las celebridades desde 1945. Antes de esa fecha, la base era de otro tamaño y hecha de mármol negro, mientras que actualmente se hace de bronce.

Durante las primeras ceremonias, las 15 estatuillas que se entregaban eran de bronce macizo enchapadas en oro. Luego se cambió el material por britannia, una aleación de cobre, estaño y regulo de antimonio, que tiene un aspecto similar al peltre bruñido o la plata y permitió darle un mejor acabado.

Se cuenta que durante la Segunda Guerra Mundial, tres años consecutivos los Oscar fueron confeccionados en yeso pintado, para colaborar con el ahorro de los materiales que se usaban en la fabricación de armamento. Eso sí, acabada la contienda, los galardonados cambiaron sus premios por otros de metal enchapado en oro.

No siempre las estatuillas llevaron número de serie en la base. Esta modalidad se adoptó en 1949, y se tomó el número 501 como punto de partida.

En un principio, la presea no tenía nombre: era llamada "la estatuilla de la Academia", "el trofeo dorado" o "la estatuilla al mérito". Dicen que fue la bibliotecaria de la organización y luego directora ejecutiva Margaret Herrick quien una vez dijo que la figura se parecía a su tío Oscar, y desde entonces comenzaron a llamarla así en la intimidad de la Academia.

La primera mención del nombre en la prensa la hizo el periodista Sydney Skolsky en su columna, cuando se refirió al premio ganado por la actriz Katharine Hepburn en 1934. La Academia implementó su uso oficial en 1939.
El Oscar representa a un caballero sosteniendo una larga espada, que reposa en un riel de película con cinco agujeros, uno por cada rama original de la Academia: actores, escritores, directores, productores y técnicos.

Cada estatuilla –se hacen entre 50 y 60 por temporada- demanda veinte horas de trabajo de más de una decena de personas, que primero confeccionan la pieza en plomo, la pulen y le dan varios baños de níquel, plata y cobre. Luego, la sumergen durante dos horas en oro líquido de 24 quilates. Si, al final del proceso, el resultado no responde a los estándares de calidad, el premio es partido y fundido nuevamente. La confección está en manos de la empresa R.S.Owen de Chicago.

The Academy of Motion Picture Arts and Sciences is the owner of all rights of copyright, trademark, service mark and trade name in the Oscar trophy. The Oscar trophy is manufactured pursuant to an exclusive license from The Academy. The Academy is not affiliated with and does not endorse or sponsor the products of Al's Unlimited

Copyright � 2018